Ruta de Julio César por Hispania

julio_cesar-lugares_historia

El general que mayor gloria dio a la antigua Roma vivió en Hispania algunos de los episodios más trascendentales de su apasionante biografía. Justo o tirano, el hombre que pudo reinar y sentó las bases del posterior Imperio comenzó a labrar su fulgurante carrera militar y política en territorio de la península ibérica. El viaje de Julio César por Hispania comienza en el año 69 a.C. en la provincia Ulterior (Lusitania y el sur de España) Sigue leyendo

Anuncios

Entrevista a Javier Negrete (escritor)

Lugares con historia cambia hoy de formato al uso. Creo que el protagonista realmente lo merece. En vez de recomendar al viajero un sitio de nuestra geografía en la que el pasado y la historia son razones más que suficientes para visitarlo y adentrarse en su interior, una entrevista en profundidad ocupa esta nueva entrada. Eso sí, relacionada con la temática que siempre caracteriza a Lugares con historia. No podía ser menos.

Licenciado en Filología Clásica y profesor de griego en un instituto de Plasencia (Cáceres), Javier Negrete es un experto conocedor del mundo clásico, sobre todo de Grecia y Roma. Su obra literaria abarca diferentes géneros, desde la fantasía a la novela histórica, pasando por la ciencia ficción. Entre sus obras destacan Señores del Olimpo (Premio Minotauro 2006) y, especialmente Salamina o La Hija del Nilo. Como ensayista ha publicado La gran aventura de los griegos, Roma victoriosa y su último trabajo, Roma invicta (2013) Todo un lujo charlar con él en esta humilde bitácora.

El escritor Javier Negrete.

El escritor Javier Negrete.

Ahora que acaba de publicar un libro sobre la consolidación del poder político y militar de Roma allende de sus fronteras itálicas, ¿qué es lo que más te atrae de aquella civilización?

Su organización y su sofisticación. La primera se observa en su complicado pero fascinante sistema político, con ese equilibrio de poderes entre el senado, las asambleas, los cónsules (que incluso se equilibraban entre ellos al gobernar de dos en dos) También en sus legiones. Creo que el secreto de sus conquistas era que los legionarios sabían bien qué tenían que hacer en todo momento y estaban bien alimentados y equipados gracias a la gran capacidad logística de Roma. En cuanto a la sofisticación, no hay más que leer su poesía, incluso la más crítica como la sátira, o ver los restos materiales que nos han llegado para comprender que era una civilización con un nivel de vida muy elevado, tanto en lo material como en lo espiritual.

¿Por qué la antigua Roma despierta tanto interés y admiración entre una gran parte de los historiadores?

Creo que por las razones que acabo de exponer. Los romanos despiertan cierta ambivalencia: se les admira, pero a la vez se les critica como imperialistas. Lo curioso es que eso lo hacen a veces autores del siglo XX o XXI, considerándose descendientes de los pueblos sometidos, como si no hubieran pasado dos mil años… Esa ambivalencia se ve, por ejemplo, en los tebeos de Astérix.

El legado de Roma en la provincia de Hispania es evidente y ha dejado imborrables huellas de su paso por nuestra geografía durante siglos de ocupación. ¿Con qué se queda de todo lo que nos ha perdurado?

Con nuestra lengua. O, por mejor decir, nuestras lenguas, pues les debemos todas las que se hablan en la península salvo el vasco. Por eso, cuando se dice que el latín es una lengua muerta suelo contestar que no es así, ya que nosotros seguimos hablando formas evolucionadas del latín.

Si tuviera que destacar un lugar con historia de nuestro país, ¿cuál sería? ¿Y por qué motivo?

Me gusta mucho Granada, tal vez porque mi madre es de allí. Es un lujo poder disfrutar en una misma ciudad de la Alhambra y de una catedral renacentista, por no hablar de sus maravillosos barrios, y todo ello bajo las cumbres de Sierra Nevada.

libro 'Roma invicta' de Javier Negrete

‘Roma invicta’ es el último libro publicado por Negrete.

Y del paso de Roma por Hispania, ¿por qué yacimiento, villa, monumento o vestigio guarda más admiración?

Es difícil elegir. Aunque esté tan visto, el acueducto de Segovia es un portento de la ingeniería romana, y una demostración de cuánto les importaba la calidad material de vida. Por otra parte, me quedo con la sensación de haber visto unos juegos de gladiadores en el anfiteatro de Mérida.

Como experto en historia clásica y en el mundo de la antigua Grecia, ¿qué destacaría de su paso por la que denominaron Iberia?

En teoría no dejaron tanta huella como los romanos. Pero su contacto influyó mucho en la floreciente cultura de los iberos. En realidad, griegos, fenicios y romanos, pese a sus diferencias, formaban una especie de continuum cultural.

Si no me equivoco, Ampúrias es la única ciudad que fundaron colonos griegos en la península ibérica. Porque algunos historiadores destacan que varias ciudades de la costa alicantina como Hemeroskopeion (la actual Dénia) o Alonis (Villajoyosa) e incluso Mainake (Málaga), son de origen griego. ¿Qué hay de cierto en todo ello?

Lo de Ampúrias, cuyo nombre proviene de Emporion, “Mercado”, está bastante claro, y era una ciudad importante. Lo de Mainake, que aparece mencionada en Estrabón, no tanto. Lo mismo ocurre con bastantes ciudades de la Antigüedad, que a veces no se conoce su emplazamiento exacto. Hemeroskopeion probablemente no fue más que un pequeño puesto.

¿Y Roses (también en Gerona) fue fundada por comerciantes griegos?

Así es. Como se ve, está muy al norte, en la zona de influencia de Masalia (Marsella), la ciudad griega más poderosa del Mediterráneo occidental. Más al sur los griegos se las tenían tiesas con los fenicios y con sus parientes los cartagineses, y les resultaba más difícil fundar auténticas colonias.

El escritor Javier Negrete

El escritor madrileño reside en la patrimonial Plasencia, un lugar con mucha historia

¿Qué época de España encuentra más atractiva si tuviera que escribir un libro?

La conquista de México por Hernán Cortés me parece una historia increíble, con sus luces y sus sombras como todo buen relato. Pero, sobre todo, con dosis enormes de épica… más la fascinación que siento por la civilización azteca.

Y si tuviera que escoger un lugar con historia de nuestro territorio para el argumento de una novela histórica o ensayo, ¿por cuál se decantaría?

Tal vez algún puesto avanzado romano en Galicia, al borde del Atlántico, comerciando con Britania y recibiendo viajeros de la remota Thule. Me gustan los lugares de frontera, al borde del mundo conocido.

Plasencia, ciudad en la que reside es también una localidad con una historia digna de ser tenida en cuenta y recordada. No en vano está considerada la perla del Jerte. Se establecieron allí celtas, romanos, árabes, castellanos,… ¿perdura algo del paso de todos estos pueblos?

Hay un poco de todo, y también restos de una importante judería. Gracias a sus murallas y a su catedral (a su doble catedral, en realidad), tiene un aire entre medieval y renacentista. Cada vez que llego de Madrid y la ciudad se aparece tras una curva, lo primero que salta a la vista es la catedral, precisamente, y no dejo de pensar que es un lujo vivir en Plasencia.

Cuando viaja, ¿es la historia y el patrimonio del destino que escoge uno de los principales motivos de la aventura?

Soy más viajero mental que físico. Sí que me interesan los monumentos, pero debo decir que también me fascinan los paisajes naturales, así que procuro mantener un equilibrio entre ambos. Un ejemplo, el Camino de Santiago: después de días viajando entre bosques profundos donde parece que te vas a encontrar a un grupo de elfos, llegas a la maravillosa ciudad de Santiago, y después de haber disfrutado de la naturaleza gozas de la contemplación de la piedra.

De los lugares con historia de nuestra geografía que has visitado, ¿con cuál se queda?

Una pregunta difícil. Creo que me remitiré a mi respuesta sobre Granada, quizá por razones sentimentales.

Numancia (Soria)

Veinte años de férrea resistencia obligaron a la todopoderosa Roma a reunir al mayor ejército de su historia en lo que a campamentos de asedio se refiere. Las ruinas de la ciudad celtíbero-romana de Numancia, que protagonizó una de las mayores resistencias militares que la historia recuerda allá por el año 133 antes de Cristo, permanecen hoy sublimes para el deleite de cualquier viajero que se acerque para admirarlas.

Fue Publio Cornelio Escipion El Africano Menor, en el 134 a.C, el encargado, al mando de 60.000 hombres, de someter a apenas 4.000 numantinos tras años de continuas humillaciones. Bajo el afán de lograr el dominio de toda Hispania en su progresivo avance por la península, el general romano sitió la ciudad durante once meses hasta su completa rendición.

Ruinas romanas de Numancia./César Atanes

Para ello, el también destructor de Cartago se vio obligado a levantar un cerco de casi diez kilómetros de longitud fortificado con torres, fosos y empalizadas confeccionadas con 36.000 estacas.

Aunque la gran mayoría de los heroicos numantinos decidieron suicidarse con el fin de que prevaleciera su condición de libertad frente a la esclavitud de Roma. La actitud numantina ha sido ensalzada hasta convertirse en mito.

La casa de origen celta está reconstruida./Jaimecín

En este histórico enclave emplazado sobre el Cerro de la Muela, en Garray, a apenas siete kilómetros al norte de Soria, en Castilla León, permanecen vivos los restos arqueológicos de dos ciudades superpuestas, una celtibérica y otra romana. El yacimiento está declarado Bien de Interés Cultural.

El yacimiento arqueológico está abierto al público./Rafael dP

De la primera se conservan algunas ruinas de construcciones autóctonas. Del castro celta que fue reconstruido por los romanos siguen en pie una casa de planta rectangular, madera y paja de centeno y los restos de una muralla compuesta de dos lienzos de piedra rellenas de escombro.

El conjunto histórico se asienta sobre un cerro.

Mientras, de la urbe romana cabe destacar la permanencia de resquicios de aljibes, calles empedradas, casas porticadas, termas y una reconstrucción de una casa romana levantada sobre la planta de una antigua edificación arévaca. En la actualidad algunos proyectos urbanísticos podrían amenazar el entorno de Numancia.

Documental sobre el asedio romano a la ciudad de Numancia:

Ampurias (Gerona)

Las más completas e interesantes ruinas de la antigüedad en la Península Ibérica datan del siglo V antes de Cristo. Son de origen griego y se localizan en Ampurias, sobre el golfo de Rosas, en el municipio de La Escala, en la provincia catalana de Gerona.

Esta ciudad fue fundada en el año 575 antes de Cristo por colonos de Focea como enclave comercial en el Mediterráneo occidental. Años más tarde fue ocupada por los romanos, pero la urbe resultó abandonada en la Alta Edad Media, excepto el núcleo de San Martín de Ampurias, que continúa poblado en la actualidad.

Debido a su situación en la ruta comercial entre las ciudades de Massalia (Marsella) y Tartesos, Ampurias se convirtió en un gran centro económico y comercial además de en la mayor colonia griega de toda la Península Ibérica.

Durante las guerras Púnicas que enfrentaron a Roma y Cartago, Ampurias se alió con la primera; de hecho, Publio Cornelio Escipión inició la conquista de Hispania desde esta ciudad en 218 antes de Cristo.

Tras la conquista de Hispania por el Imperio Romano, Ampurias permaneció como ciudad-estado independiente, si bien el hecho de que optara por Pompeyo durante la guerra civil que le enfrentó a Julio César provocó que tras la victoria de este se le suprimiera toda su autonomía, estableciéndose además una colonia de veteranos del ejército para controlar la zona. A partir de este momento Ampurias entró en decadencia, ensombrecida por Tarraco y Barcino.

Las piezas encontradas en las excavaciones de Ampurias son principalmente griegas, romanas e iberas y se conservan en el Museo Arqueológico de Cataluña, en sus centros de Ampurias (entre la ciudad griega y la romana) y Barcelona. Se trata fundamentalmente de vasijas de cerámica, mosaicos, esculturas, sarcófagos, joyas y herramientas.

Los restos de la ciudad antigua se articulan en tres núcleos diferenciados: Palaiápolis, Neápolis y Ciudad romana. La primera se utilizó como acrópolis (fortaleza y templo) La Neápolis consistía en un recinto amurallado que formaba un rectángulo muy irregular que la separaba de la ciudad ibérica de Indika. Mientras, la Ciudad Romana fue mandada constuir por César sobre Indika, de la cual se han encontrado algunos restos, con la disposición octogonal típica de los campamentos romanos.

Cerca del yacimiento se encuentra el Museo de Ampurias, instalado en el marco un tanto insólito de una iglesia del siglo XVIII. La galería presenta interesantes restos arqueológicos procedentes de las excavaciones y explica mediante audiovisuales el contexto histórico de la urbe y la vida cotidiana de sus habitantes.

Ahora os dejo con un vídeo que muestra la belleza arqueológica de Ampurias: