Ruta de Isabel la Católica por Castilla y León y Extremadura

estatua_isabel_catolica_lugares_historia

Recorrer los principales enclaves que guardan una estrecha relación con la magna Isabel de Castilla es una buena manera de conocer mejor la trayectoria vital de la reina católica. El viajero pude optar por dos itinerarios de nuestra geografía donde transcurrieron las mayores andanzas de Isabel: Castilla y León y Extremadura entre castillos, palacios, monasterios y excepcionales parajes naturales. Un apasionante itinerario con historia que transporta al viajero a plena Edad Moderna. Sigue leyendo

Anuncios

Las casas de la Inquisición (Toledo)

toledo_lugares_historia

La tacharon de epítome del terror y la barbarie humana. No fue así, pero casi. Lo cierto es que forma parte de la leyenda negra de la historia española. La Inquisición que actuó en nuestro país durante cuatro siglos (del XV al XIX) en busca de la erradicación de la herejía en el seno de la Iglesia católica tuvo en Toledo uno de sus principales escenarios, por no decir el de mayor enjundia. Y es todo un experto en esta ciudad milenaria, que fue la capital del reino de los visigodos, también imperial en tiempo de los Austria, el autor que hoy nos invita a conocer los lugares donde el Santo Oficio se explayó a conciencia y trató de purgar el territorio hispano de lo que consideraba como herejes. Sigue leyendo

Alcalá del Río (Sevilla)

guadalquivir_alcala_rio_lugares_historia

El nombre que gozó durante la ocupación romana da fe del estatus que llegó alcanzar. Y es que, en sus inmediaciones tuvo lugar la trascendental batalla de Ilipa en el año 206 a.C., donde la victoria romana frente a Cartago permitió a los primeros asentarse en la península ibérica y dar paso a siglos de colonización sobre la que denominaron Tierra de conejos. Ilipa Magna fue una importante ciudad romana sobre cuyos restos se sitúa la localidad Alcalá del Río, localizada al norte de la capital sevillana y a la derecha del río Guadalquivir. De los mayores lugares con historia, aunque no tan turísticos, que todavía quedan por Andalucía. Sigue leyendo

Montilla (Córdoba)

panoramica_montilla_cordoba

Es la capital del famoso vino. Patria de Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, jefe de los ejércitos de los Reyes Católicos, la que en tiempos de los romanos fue conocida como Munda es una hermosa ciudad monumental, repleta de pasado. No en vano hay cinco iglesias notables y unos cuantos conventos, además de una torre de Santiago, bella como una moza. Montilla es uno de los lugares turísticos con historia de la provincia cordobesa y toda la comunidad andaluza. Se lo tiene bien merecido, y se nivela a la altura de otros tesoros históricos cercanos como Medina Azahara, Espejo o Priego de Córdoba. Sigue leyendo

Museo Naval (Madrid)

maqueta_maine_museo_naval_madrid

Seis siglos de historia militar y política alrededor de los mares patrios y allende los océanos le contemplan, desde la época de los Reyes Católicos hasta la actualidad. En el paseo del Prado, nº5, de Madrid, separado del palacio de Comunicaciones por la calle Montalbán, se encuentra el Museo Naval, en el edificio antaño sede del Ministerio de Marina, ahora Cuartel General de la Armada, con dos salas dedicadas a la batalla de Lepanto y el descubrimiento de América, dos de los grandes logros del Imperio Español. Sigue leyendo

Villalar de los Comuneros (Valladolid)

iglesia_villalar_comuneros

“Castilla y España entera se siente comunera”. El viajero, en su ruta por la España con historia, hace parada en la que está considerada como cuna del nacionalismo castellano y símbolo de la lucha de los pueblos por la libertad. Se trata de Villalar de los Comuneros, un pequeño pueblo declarado Bien de Interés Cultural con categoría de sitio histórico porque pasado tiene mucho, demasiado. De hecho, la mayor fiesta del pueblo es la celebración del Día Nacional de Castilla, que conmemora la derrota de los comuneros el 23 de abril de 1521. Uno de los lugares con más historia de Castilla y, por extensión de España. Sigue leyendo

Lonja de la Seda (Valencia)

exterior_lonja_seda

A mediados del siglo XV, el único dios en el que confiaban los valencianos, al menos a corto plazo, era Mercurio, protector del comercio, de ahí que construyesen esta catedral de cambalache, la joya más rutilante del gótico civil europeo, la Lonja de la Seda, para albergar las operaciones de mercaderes y a sus órganos de gobierno. Pues la seda era la principal mercancía, de la Seda se llamó. Ahora es uno de los principales reclamos turísticos que tiene Valencia. Sigue leyendo

Archivo General de Indias (Sevilla)

Casa_de_Indias_y_catedral_sevilla

Entre los siglos XVI y XVII Sevilla detentó el monopolio del comercio con América y Filipinas, lo que la convirtió en la capital de Europa. A falta de una lonja comercial adecuada, los mercaderes procedentes de toda Europa hacían sus tratos en el entorno de la catedral, especialmente en las gradas que la rodean y en el patio de los naranjos. Cuando la inclemencia del tiempo lo aconsejaba, se trasladaban al interior del templo y lo llenaban con un bullicio de feria, gritos destemplados, juramentos y reniegos. Sigue leyendo

Simancas (Valladolid)

A través de la carretera N-620, a una decena de kilómetros de Valladolid y a orillas del Pisuerga, que corre paralela al emblemático Duero, aparece, a ojos del viajero exhausto la localidad de Simancas, que algunos historiadores identifican con la ciudad romana de Septimanca, situada en dominio de los vacceos, una tribu celtíbera de la Meseta Norte.

En el año 753 de nuestra era Alfonso I la conquistó temporalmente a los árabes, pero la perdió debido a su posición estratégica en la ‘línea del Duero’. En el 883 Alfonso III la reconquistó definitivamente. En el año 939 Ramiro II venció a Abderramán III en la batalla de Alhandega y consolidó la frontera leonesa.

A partir del siglo XI el municipio de Simancas perdió su posición estratégica y en el año 1255 quedó incorporada al término municipal de Valladolid. El topónimo de Simancas se atribuye a la leyenda de ‘Siete Mancas’, en memoria de otras tantas doncellas del lugar que se cortaron las manos para desanimar a unos moros salaces que pretendían atentar contra su honestidad.

Simancas y el puente medieval visto desde arriba y el pisuerga

Vista de Simancas desde el río Pisuerga./Leofenix

Ya en el siglo XIX, en concreto en 1813, hubo una nueva contienda bélica en Simancas que enfrentó a las tropas aliadas (formadas por españoles, ingleses y portugueses), mandadas por Wellington, contra las tropas de Napoleón en plena Guerra de la Independencia, que se batieron en retirada tras la batalla de los Arapiles.

El hermoso castillo de Simancas (siglo XV), rodeado de murallas y convertido en 1540 en Archivo General del Reino, sirvió de prisión en tiempos de los Reyes Católicos. Construido por el poderoso linaje de los Enríquez, fue cedido con posterioridad a Carlos V y sufrió una gran reforma cuando Felipe II decidió instalar en él sus Archivos Generales y encargó el nuevo diseño a su arquitecto favorito a Juan de Herrera el de El Escorial.

Fortaleza y Archivo de Simancas

Castillo de Simancas./Rabiespierre

En el edificio actual de la fortaleza se distinguen un recinto exterior (pentagonal, guarnecido de torreones cilíndricos y de amplio foso) y el interior, muy transformado para adaptarlo a su función de archivo. Tras su reforma, el castillo es visitable en la capilla de la fortaleza, una de las salas de investigación y la sala de exposiciones. Conserva una interesante colección de joyas documentales sobre los derechos monárquicos y la gestión imperial.

Y es que el Archivo General de Simancas, uno de los más importantes de Europa, merece la pena ser recordado en la visita del viajero. Conserva, nada más y menos, que toda la documentación producida por los organismos de gobierno de la monarquía hispánica desde la época de los Reyes Católicos (1475) hasta la entrada del Régimen Liberal (1834). Es el fondo documental más homogéneo y completo de nuestra memoria histórica de los siglos XVI al XVIII.

templo religioso de El Salvador de Simancas

Iglesia de El Salvador./Trasgo82

El casco urbano de Simancas, declarado Bien de Interés Cultural, invita al viajero a un agradable paseo con algún alto en los bares. Tampoco desagrada un camino hacia la ribera del Pisuerga para contemplar el bello paisaje que se divisa desde la orilla opuesta, con el pueblo y el puente romano de 17 ojos al fondo, aunque en realidad sea medieval.

En la iglesia del Salvador, románica, se conserva un retablo mayor (siglo XVI) de Inocencio Berruguete y Juan Bautista Beltrán; un retablo renacentista, de Antonio Vázquez; un retablo (siglo XVI) de Francisco de la Maza; y una cruz de plata del siglo XVI.

Simancas no es el único lugar con historia recomendable para rememorar la presencia de los Reyes Católicos y descendientes por tierras del antiguo reino leonés. Otros lugares como Arévalo, Tordesillas, Madrigal de las Altas Torres o Toro presentan recorridos con un notable pasado de peso. Ideal para una escapada de fin semana. O varias.

Dónde dormir: Hotel Las Tercias; C/ Tercias, 4; 47130 Simancas (Valladolid); teléfono: 983590482.

Dónde comer: El Mirador de Simancas; C/ de General Arana; Simancas (Valladolid); teléfono: 983590767.

Captura de pantalla 2013-07-01 a la(s) 17.28.36

Loja (Granada)

Loja es una localidad típicamente andalusí, de calles estrechas y casas blancas, emplazada a la vera del río Genil y dominada por la alcazaba, fortaleza árabe del siglo X, desde la que hay unas espléndidas vistas. Famosa por sus dulces y por las truchas de su piscifactoría, Loja se descubre ante el viajero con unos orígenes que entroncan con la leyenda, pues algunos sitúan el origen de la ciudad granadina tras el diluvio bíblico cuando Túbal, descendiente directo de Noé, la denominara del mismo modo que a su hija predilecta Alfeia en el año 2163 antes de Cristo.

Si el viajero que estudia la historia deja de lado tradición y leyenda, hallará que los vestigios más antiguos de Loja datan de tiempos prehistóricos, en concreto del Paleolítico Inferior, hace 150.000 años. Íberos, romanos, bárbaros y musulmanes sintieron predilección por estas tierras. Sobre todo durante la dominación árabe de la península, cuando se llamó Medina Lauxa, es cuando Loja alcanza su esplendor urbano y se erigió como un importante enclave estratégico, puerto natural de la provincia granadina.

Vista de Loja

Panorámica aérea de la ciudad de Loja./Menesteo

De hecho, aquí nació en 1313 Ibn al-Jatib, ilustre polígrafo y visir de la corte andalusí de la Alhambra. Como urbe fronteriza, Loja se vio enfrascada en unas cuantas escaramuzas militares, incluso su toma y destrucción por parte de Fernando III el Santo en 1225. Antesala de la capital del Reino nazarí de Granada, Boabdil llegó a entregar la ciudad a Fernando de Aragón en 1486. Precisamente, el general en jefe de los ejércitos de los Reyes Católicos, Fernando González de Córdoba, fue alcalde de Loja en el siglo XVI.

Destacar, asimismo, para la curiosidad del viajero, que el célebre escritor Washington Irving describió la belleza de Loja en sus viajes por Al-Ándalus y que los Hermanos Marx decidIeron que en su película Sopa de ganso la ciudad de Loja se transformara en Sylvania.

Loja_palacio_narvaez

Palacio de Narváez./Menesteo

Loja reúne rincones de singular belleza, como la curiosa estación del ferrocarril, la iglesia de San Gabriel (siglo XVI), cuyo pórtico y cúpula se atribuyen a Diego de Siolé, la iglesia de la Encarnación, con su rico contraste de estilos (nave central gótica, capilla mayor renacentista y campamento barroco), o la casa y jardines del general Narváez, en las afueras, donde nació y vivió el popular militar del siglo XIX, quien se convirtió en primer ministro durante el reinado de Isabel II. Fue conocido como el Espadón de Loja.

De entre las edificaciones civiles merece la pena destacar el recinto de la Alcazaba, el Caserón de los Alcaides Cristianos y el Pósito o antiguo granero. Tanto su aljibe como las murallas están declaradas Monumento Histórico-Artístico. Resulta muy recomendable visitar para el viajero los denominados ‘infiernos de Loja’, grandes cascadas que forma el Genil, como la Cola de Caballo y Los Infiernos, en los que el agua salta con fuerza y brillante, en parajes de singular belleza.

Loja_Campanario_iglesia_encarnación

Campanario de la iglesia de la Encarnación./Arturo Reina

Como otros atractivos de cierto interés, el viajero tiene la opción de descubrir la Fuente de los 25 caños, el convento de Santa Clara (siglo XVI), donde destacan la portada de estilo isabelino y los artesonados mudéjares, o también la Puerta de Jaufín, que era el antiguo acceso a la ciudad granadina.

En las cercanías de Loja se halla uno de los mejores y más lujosos hoteles de Andalucía. La Bobadilla está ubicado en una enorme finca, en un edificio en forma de cortijo y con todos los servicios imaginables, además de dos restaurantes de gran nivel, como La Finca y El Cortijo.

Sin más demora, y para concluir este breve recorrido por una de las ciudades con más historia y riqueza patrimonial de Andalucía, os dejo con un estupendo vídeo que permite descubrir la belleza que atesora Loja y desprende a todo quien tiene el privilegio de visitarla:

Dónde dormir: Hotel Abades; Autovía A-92, Km. 192; 18300, Loja (Granada) Teléfono: 902323800; reservas@abades.com.

Dónde comer: Casa Raimundo; Plaza de San Isidro; 18313 Riofrío (Granada) Teléfono: 958326810.