Los puertos templarios (Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares, Andalucía, Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco)

puerto_templarios_castro_urdiales

Fueron considerados como los primeros banqueros de la historia por las ingentes encomiendas y posesiones que amasaron. Combatieron en las Cruzadas contra los ‘infieles’ musulmanes durante la Edad Media. También se les atribuye la custodia de reliquias cristianas como la Sábana Santa o el Grial. ¿Realidad o mito? Lo cierto es que los caballeros templarios, que también fueron monjes, tomaron parte en los conflictos bélicos más importantes de su época. Su historia es apasionante y en la península ibérica su participación resultó decisiva, por ejemplo, durante la Reconquista cristiana para frenar el avance moro. Sigue leyendo

Anuncios

Iglesia de la Vera Cruz (Segovia)

Es un lugar de poder de los pocos que existen en la península ibérica. Los templarios escogieron este emplazamiento de las afueras de Segovia para edificar la iglesia de la Vera Cruz porque concentraba una fuerza telúrica de dimensiones desconocidas. Levantado en el año 1208 a modo y semejanza de la del Santo Sepulcro de Jerusalén por su base dodecagonal con tres ábsides semicirculares, este templo religioso es una una de las construcciones más singulares del románico español, que está declarado Monumento Nacional.

Aquella parte de la historiografía que atribuye la creación de la iglesia de la Vera Cruz por la Orden del Temple, coincide en buscarle similitudes arquitectónicas con la propia Cúpula de la Roca, supuesto templo de Salomón, en Tierra Santa. Otros investigadores atribuyen a la Orden del Santo Sepulcro la construcción del edificio por una inscripción que existe en su interior. Es uno de los lugares no turísticos de Segovia por excelencia, alejado de los focos de afluencia del acueducto romano o el Alcázar.

iglesia_vera_cruz_segovia

Iglesia de la Vera Cruz./Luidger

En el interior de la iglesia de la Vera Cruz se habilitan dos pisos, cuya parte superior utilizaban los templarios para rezar. Allí se ubica un altar de piedra decorado con arcos sustentados por columnas salomónicas. El exterior del templo es austero, con escasa decoración figurativa, algo atípico para una iglesia, aunque se ha restaurado para poder ser visitado por el viajero. Está ornamentado con banderas de la Orden de Malta.

Con dicha intención, el viajero tiene dos puertas de acceso a la Vera Cruz, al sur y al oeste. La principal es la de poniente y está protegida con canecillos y metopas. Los motivos que decoran los capitales de las columnas son vegetales y geométricos. Despierta la curiosidad del visitante la existencia de dos menudos habitáculos secretos a los que solo se puede acceder desde el exterior con escaleras de mano. Su función hoy todavía se desconoce.

Se trata de la única iglesia de estilo románico con un anillo circular como perímetro interior (el exterior es dodecagonal) a la que se le adosó la torre campanario en el siglo XVI. Desde lo más alto de la misma se obtiene una hermosa panorámica de la ciudad de Segovia. La iglesia está aislada, a extramuros de la capital. Pétrea, incólume al paso del tiempo.

Interior_iglesia_vera_cruz_segovia

Interior de la iglesia de la Vera Cruz./Zangarreon

Los doce lados del edificio reúnen una gran carga de simbolismo que evocan a los 12 apóstoles, las 12 Tribus de Israel, las 12 puertas de la Jerusalén, pero también los 12 signos del Zodíaco y los 12 meses del año. En 1216, el papa Honorio III donó al parecer un trozo del lignum crucis a la iglesia por aquello de la Vera Cruz, reliquia que todavía hoy se conserva en la iglesia parroquial de Zamarramala y sobre la que se cuentan algunas leyendas. De entre las que sobresale la que asegura que solo las golondrinas son las únicas aves que custodian el templo después de que cornejas y grajos hicieran carroña de un caballero templario muerto aquí a manos de los infieles.

En 1531 y como resultado de la unificación de la Orden del Santo Sepulcro con la Orden de San Juan, el templo religioso segoviano pasó a depender de la Orden de Malta. Fue sede parroquial del cercano pueblo de Zamarramala hasta que se levantó en la aldea una iglesia parroquial que la reemplazó. Otro de los interesantes lugares para conocer de la zona si se tienen ganas, sin duda.

Con la desamortización de Mendizábal en el año 1836, las posesiones que tenía la Orden de Malta salieron a subasta, lo que devino en el abandono y deterioro de la iglesia de la Vera Cruz, que se transformó en un pajar, hasta que el rey Alfonso XIII la declaró Monumento Nacional en 1919. Luego Franco devolvió el templo a la Orden de Malta, ya a mediados del siglo XX, institución que sigue siendo su propietaria.

Vista_aérea_iglesia_vera_cruz

La iglesia de la Vera Cruz tiene una fuerte carga simbólica./Kadellar

Un halo de leyenda y embrujo envuelve a la iglesia de la Vera Cruz por su pasado templario. Se dice que, bajo el pavimento del templo se acumulan riquezas amasadas por los caballeros y sus cuerpos enterrados que emiten rayos fulminantes cada vez que alguien tiene intención de mover las piedras del firme como si quisiera profanar su legado. Lo que está claro es que se trata de un lugar de una fuerte carga simbólica.

Al viajero que, después de lo leído, le haya despertado la curiosidad por visitar tal fascinante templo, debe saber que el horario de visitas a la iglesia de la Vera Cruz es de 10.30 a 13.30 horas y de 16 a 18 h (hasta las 19 h en verano) El precio de la entrada es de 1,75 euros. Los lunes cierra al público. Teléfono: 921431475. El plan de viajes a Castilla León tiene que contemplar, para el viajero aficionado a la historia y el Temple, la escapada a la iglesia de la Vera Cruz. Es uno de los muchos lugares con historia mágicos de España.

Dónde dormir: Los Linajes; Dr. Velasco, 9; 40003 Segovia; hotelloslinajes@terra.es; teléfono: 921460475.

Dónde comer: Restaurante Jose Maria; Calle Cronista Lecea, 11; Segovia; teléfono: 921461111.

plano_iglesia_vera_cruz

Olivenza (Badajoz)

Al sudoeste de Badajoz, por la carretera Ex-436, se llega hasta Olivenza, municipio fundado por la Orden del Temple en el siglo XIII y plaza fuerte hasta 1897. Por su situación fronteriza ha pasado numerosas veces a manos de España y Portugal y la lucha por su dominio ha suscitado unos cuantos enfrentamientos diplomáticos entre ambos países.

Fernando IV de Castilla la cedió a su hermana doña Beatriz tras su matrimonio con Alfonso de Portugal. En 1657 se apoderó de ella el duque de San Germán, pero un año después quedó de nuevo en manos lusas por el tratado de Lisboa. Desde 1801 pertenece a España. Su situación de linde la ha convertido en un importante enclave histórico con valiosas muestras de la arquitectura civil, militar y religiosa de estilo español y portugués.

Castillo de Olivenza./User-Alfons024

Castillo de Olivenza./User-Alfons024

La visita a Olivenza debe comenzar por el castillo, del siglo XVI, que cuenta con una imponente torre del homenaje (siglo XV) construida por el rey de Portugal Juan II. Las murallas, realizadas en estilo Vauvan, presentan algunas puertas de interés como las de Alconchel, de los Ángeles o del Calvario. El casco antiguo de la localidad pacense está declarado Bien de Interés Cultural.

Durante los paseos por su centro neurálgico el viajero podrá descubrir bellos ejemplos de la arquitectura popular de esta parte de Extremadura con edificios de estilo neomudéjar, como en la plaza de Abastos, neoclásicos, como la casa de los Marzales, o populares, como el llamado largo de San Francisco o la plaza de España.

Ayuntamiento de la localidad pacen./Álvaro Muñoz

Ayuntamiento de la localidad pacen./Álvaro Muñoz

La iglesia de la Magdalena (siglo XVI) conserva una magnífica portada de mármol blanco con frontispicio triangular sostenido por pilastras y columnas de orden corintio. En su interior destaca el retablo mayor, barroco, con panales de azulejería que escenifican la Santa Cena y Marta y María, y el sepulcro de don Enrique de Coimbra, obispo de Olivenza.

La iglesia de Santa María del Castillo, del siglo XIII, se reconstruyó en el siglo XVI y posteriores.En la capilla del evangelio, gótico manuelino, se conserva un árbol genealógico de la Virgen María. La iglesia convento de San Francisco conserva un bello retablo barroco, de mármol, y distintos panes de azulejería con escenas de la vida de San Francisco.

El patrimonio monumental de Olivenza es abundante y lustroso./Tagido

El patrimonio monumental de Olivenza es abundante y lustroso./Tagido

El palacio de los duques de Cadaval, actual sede del Ayuntamiento, tiene una bella portada de estilo manuelino. En la casa de la Misericordia hay un retablo barroco de ornamentación recargada y columnas salomónicas. La construcción del Convento de Clarisas o San Juan de Dios se demoró casi un siglo (1556-1631) y es ahora centro cultural y escuela de teatro y danza.

Para los amantes de la etnografía, Olivenza cuenta con uno de los museos especializados más interesantes. Está instalado en un edificio del siglo XVIII, la Panadería del Rey, anexo al recinto del castillo. Con 26 salas, exhibe unos 7.000 objetos que ilustran la vida cotidiana de la comarca desde el siglo XIX.

Paseo peatonal con suelo de azulejo./Tagido

Paseo peatonal con suelo de azulejo./Tagido

Muy cerca del museo también se ofrecen al viajero históricas construcciones medievales, obras civiles y militares de una ciudad fronteriza que, dependiendo de los avatares de la historia, ha pertenecido unas veces a España y otras a Portugal. De este origen son las fortificaciones abaluartadas, que trajeron asociadas las del polvorín de Santa Bárbara, los cuerpos de guardia de las puertas y los cuarteles.

El canal de televisión La 2 tiene entre sus archivos un breve reportaje sobre la ciudad pacense. Un sucinto recorrido por su rico patrimonio, su apasionada historia y sus agradables gentes ofrecen al viajero un más que interesante destino para pasar unos días o emprender una escapada de fin de semana o disfrutar del puente. La visita bien lo merece. Os dejo con el vídeo:

fuente: Acetre FolkFans

Para obtener más información sobre Olivenza, también podéis leer este artículo.

Dónde dormir: Palacio Arteaga; Moreno Nieto, 5; 06100 Olivenza (Badajoz); teléfono: 924491129; recepcion@palacioarteaga.com; www.palacioarteaga.com.

Dónde comer: Restaurante Alca-Ices; Calle Colón, 3; 06100 Olivenza (Badajoz); teléfono: 924491293.

Carranque (Toledo)

La Villa de Materno Cinegio, uno de los mayores represores de los templos paganos durante el gobierno en Roma del emperador hispano Teodosio el Grande (378-395), forma parte de un importante yacimiento arqueológico de España, el de Carranque, próximo al límite provincial entre Toledo y Madrid.

El parque arqueológico permite al visitante conocer aspectos de la vida cotidiana de estos parajes manchegos en época tardorromana con maquetas, medios audiovisuales y piezas originales halladas en la excavación y otros elementos interpretativos. Todo ello se expone en el notable centro de interpretación.

Basílica paleocristiana de Carranque./Mariagarcia

La didáctica exposición explica cómo eran el aseo personal, los juegos, los adornos, la cocina, el campo, las creencias religiosas y el mundo de ultratumba, todo ello introducido por un recorrido por la Hispania del siglo IV. Un viaje al pasado que sin duda embarga a quien lo visita en una atmósfera embriagadora por la historia.

Tres son las construcciones reconocibles en el sitio: los restos de una basílica paleocristiana, un supuesto ninfeo y la Villa de Materno. Ésta ocupa 1.200 metros cuadrados y cuenta con numerosas habitaciones y salas decoradas con hermosos mosaicos, como el del Océano.

Uno de los mosaicos que se conservan en el yacimiento arqueológico./Mariagarcia

Tal complejo forma parte de la denominada pars urbana, esto es, la parte construida y dedicada a la vivienda, alrededor de la cual se encontraban las bodegas, almacenes y cuadras. Se accedía al pórtico de la villa por dos torreones laterales; sus salas principales eran el triclinium (comedor), el oecus (sala de recepciones) y el cubículum de Materno, todas pavimentadas con bellos mosaicos.

Entre ésos, destaca el que representa, en el oecus, una escena de caza protagonizada por Adonis y un jabalí, además de por Venus, que muestra a Marte el combate. De todas formas, el mosaico de la fuente de Océano es el que concita más admiraciones.

Mosaico del Océano.

Entre la casa de Materno y la basílica se halla el mausoleo, en donde debieron ser enterrados el dueño de la villa y su familia. Se trataba de un pequeño edificio sobre podio, con un zócalo de granito y cubierto por una bóveda. Su interior estaba pavimentado con mosaico del que sólo se conserva un pequeño fragmento.

El estado de conservación de algunos mosaicos del parque es casi perfecto.

En el pueblo propiamente dicho, merece la pena visitar la iglesia de la Magdalena. En la ribera del río Guadarrama, a su paso por Carranque, se encuentran todavía los vestigios de algunos molinos. Su entorno rodeado de pinos, chopos y bosques de ribera, brindan, asimismo, la posibilidad de disfrutar de un rato en la naturaleza.

La zona perteneció a la Orden del Temple para pasar después a la Orden de San Juan.

Este vídeo muestra un resumen de lo que el viajero puede ver en el lugar:

fuente: slinkys01