Ruta de Julio César por Hispania

julio_cesar-lugares_historia

El general que mayor gloria dio a la antigua Roma vivió en Hispania algunos de los episodios más trascendentales de su apasionante biografía. Justo o tirano, el hombre que pudo reinar y sentó las bases del posterior Imperio comenzó a labrar su fulgurante carrera militar y política en territorio de la península ibérica. El viaje de Julio César por Hispania comienza en el año 69 a.C. en la provincia Ulterior (Lusitania y el sur de España) Sigue leyendo

Anuncios

Montilla (Córdoba)

panoramica_montilla_cordoba

Es la capital del famoso vino. Patria de Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, jefe de los ejércitos de los Reyes Católicos, la que en tiempos de los romanos fue conocida como Munda es una hermosa ciudad monumental, repleta de pasado. No en vano hay cinco iglesias notables y unos cuantos conventos, además de una torre de Santiago, bella como una moza. Montilla es uno de los lugares turísticos con historia de la provincia cordobesa y toda la comunidad andaluza. Se lo tiene bien merecido, y se nivela a la altura de otros tesoros históricos cercanos como Medina Azahara, Espejo o Priego de Córdoba. Sigue leyendo

Espejo (Córdoba)

De camino a Córdoba por el sur de Andalucía, a través de la carretera de Granada, la carretera permite al viajero pasar por Espejo. La antigua Ucubi ibera y turdetana, y también romana, es un pueblo muy apacible, de calma sosegada. Rica en olivos y cereales, esta joya de la campiña sur oferta al visitante una rica gastronomía y un patrimonio único fruto de un paso del tiempo testigo de relevantes avatares históricos.

Espejo puede presumir de un pasado romano de postín. Numerosos vestigios arqueológicos hallados en su entorno así lo confirman. Durante la batalla de Munda entre Julio César y Pompeyo, en el año 45 antes de Cristo, la localidad cordobesa prestó su apoyo al primero, que la recompensó convirtiéndola en colonia inmune, una de las ocho que conformaron la provincia de la Bética. Aquí nació, al parecer, el padre del emperador romano Marco Aurelio, de mismo nombre, quien ocupó el cargo de pretor y murió cuando su hijo tenía tres años de edad.

Panorámica de la ciudad de Espejo./PSOEESPEJO

Panorámica de la ciudad de Espejo./PSOEESPEJO

Bajo el control de los árabes, tras el dominio visigodo, la antigua Ucubi transmutó su nombre por el de Al-calá, topónimo árabe alusivo a la fortaleza que coronaba este asentamiento. Y sobre sus torres derruidas se levantó un castillo a finales del siglo XIII. En 1303, el rey Fernando IV le concedió el privilegio de repoblación al lugar, que pasará a denominarse Espejo, una mala traducción del latín Specula, que significa fortaleza o castillo.

De pasado más reciente, pero sin duda de notable interés histórico, es la toma en Espejo de la célebre fotografía Muerte de un miliciano, correspondiente a la Guerra Civil. En concreto la imagen, en la que aparece un soldado anarquista en el momento mismo en que le golpea una bala, fue capturada por el genial Robert Capa en un camino público que atraviesa una finca privada hoy dedicada al cultivo del olivar y antaño, al del cereal.

Castillo gótico de la localidad cordobesa./PSOEESPEJO

Castillo gótico de la localidad cordobesa./PSOEESPEJO

Todavía pueden verse en Espejo los vestigios del acueducto, las cisternas y un aljibe romano, así como su espléndido castillo gótico, de propiedad particular. Consta de un recinto almenado de gruesísimos muros flanqueados de cuatro torres esquineras, en las que sobresale la Torre del Homenaje. A su lado, un mirador situado junto al castillo permite divisar unas vistas realmente hermosas de toda esta zona de la campiña cordobesa. La fortaleza domina el valle sobre un cerro a más de 400 metros de altura.

El municipio andaluz tiene un importante patrimonio monumental y arquitectónico, sin ninguna duda. Con un casco antiguo repleto de calles estrechas y empinadas que requieren de fondo físico, merece el interés del viajero la visita a la iglesia de San Bartolomé (del siglo XV), de estilo gótico mudéjar, y que alberga el famoso retablo de San Andrés de Pedro Romana, un gran museo de orfebrería y destacadas imágenes y otras obras de arte que atraen el interés de quien se acerca hasta allí.

Busto del emperador romano Marco Aurelio, con antepasados de origen hispano./Bibi Saint-Pol

Busto del emperador romano Marco Aurelio, con antepasados de origen hispano./Bibi Saint-Pol

Otra relevante muestra local de arquitectura es la Casa de Justina Luque, morada señorial del siglo XVIII que alberga en su interior un bello patio porticado. Por su notable interés histórico destacan, asimismo, la casa de los Marqueses de Lendínez, la Casa de la Cadena y la de Antón Gómez. La iglesia de San Miguel, junto con otras ermitas como la Virgen de la Cabeza, Santa Rita o Santo Domingo, pueden completar una extenuada ruta por Espejo.

Si todavía le restan fuerzas al viajero, puede emplear el tiempo en visitar otros edificios y sitios de indudable interés como el Hogar Parroquial, la Plaza de la Constitución y su Mercado de Abastos, el Museo Etnológico, el Parque del Borbollón o los yacimientos arqueológicos de la Albuhera y la Pontanilla, situados muy cerca de Espejo.

Espejo invita al viajero a una escapada histórica./PSOEESPEJO

Espejo invita al viajero a una escapada histórica./PSOEESPEJO

No es la primera ocasión que os muestro un video que, bajo el título de Andalucía es de cine, pone de relevancia, a vista de pájaro, el interés que despiertan las localidades que engloba. Como no podía ser menos, Espejo es una de ellas. Aquí tenéis esta pequeña muestra audiovisual:

Dónde dormir: Hostal Antonio Bellido; Calle de la Enfermería, 57; Montilla (Córdoba); teléfono: 957651915.

Dónde comer: Restaurante Alcazaba; Ctra. Badajoz-Granada, s/n; Espejo (Córdoba); teléfono: 957376842.