Alcalá del Río (Sevilla)

guadalquivir_alcala_rio_lugares_historia

El nombre que gozó durante la ocupación romana da fe del estatus que llegó alcanzar. Y es que, en sus inmediaciones tuvo lugar la trascendental batalla de Ilipa en el año 206 a.C., donde la victoria romana frente a Cartago permitió a los primeros asentarse en la península ibérica y dar paso a siglos de colonización sobre la que denominaron Tierra de conejos. Ilipa Magna fue una importante ciudad romana sobre cuyos restos se sitúa la localidad Alcalá del Río, localizada al norte de la capital sevillana y a la derecha del río Guadalquivir. De los mayores lugares con historia, aunque no tan turísticos, que todavía quedan por Andalucía. Sigue leyendo

Anuncios

Cástulo (Jaén)

El subsuelo de localidad de Linares tiene historia, sin duda, pero su superficie no le va a la zaga. Así lo demuestra el Museo Arqueológico casi monográfico dedicado a la ciudad iberorromana de Cástulo, localizada a apenas cinco kilómetros, cuyas ruinas son visitables en su término. Si el viajero toma la carretera JA-4102 en dirección a Torreblascopedro deberá estar atento a un desvío a la izquierda que está señalizado. La máquina del tiempo le conducirá a un yacimiento que milenios atrás fue lustroso.

Cástulo se erigió como una importante ciudad íbera, capital de la región de Oretania. La ocupación de la zona ya tuvo lugar en el 3.000 antes de Cristo, en plena Edad del Bronce, donde algunos agricultores se establecieron en comunidad para crear la denominada Cultura de los Silos.

Ruinas de la ciudad de Cástulo

Ruinas de la ciudad de Cástulo.

A partir del siglo X a.C. a Cástulo se la considera un centro neurálgico de la periferia del reino de Tartessos debido a sus importantes y fecundos yacimientos minerales, lo que motivó la atracción comercial de griegos y fenicios. Ya en época ibérica, Cástulo se alzó como uno de las fortalezas urbanizadas de postín de lo que hoy es Andalucía y por extensión, de la península. De hecho, acuñó moneda propia.

Sus ambiciones territoriales le llevaron a expandirse hasta Ciudad Real por el norte, Málaga por el sur, Gibraltar por el oeste y Cartagena por el este. No obstante, el emergente poder militar de los cartagineses les llevó a la apropiación de la ciudad en el año 208 a.C. tras duras escaramuzas.

restos romanos castulo

La ciudad andaluza alcanzó notoriedad en época íbera y romana./paleorama

Pero apenas dos años después, la nueva potencia del Mediterráneo que ya era Roma, a manos del ejército de Publio Cornelio Escipión, se hizo con Cástulo. La Oretania desapareció y la urbe fue incorporada a la provincia de la Tarraconensis. A pesar de estar bajo el yugo romano, Cástulo mantuvo su estatus de ciudad avanzada para la época. Sobre todo, después de aliarse con Roma, que resultó vencedora, en la Segunda Guerra Púnica frente a Cartago. Permitieron que Cástulo pudiera explotar los yacimientos de metal de parte de Sierra Morena.

Los restos que todavía hoy perduran en tierras andaluzas corresponden al pasado de Cástulo como ciudad romanizada. Contó con un gran teatro que posiblemente dispusiera de anfiteatro. Bajo dominación visigoda, la ciudad jienense dispuso de una sede episcopal, interrumpida en el siglo VII tras trasladarse el obispado a la pujante ciudad de Beatia (Baeza). Comenzó ahí su declive, que se agudizó con la llegada de los árabes.

Cástulo Mosaico cuatro estaciones

Mosaico dedicado a las cuatro estaciones hallado en Cástulo./Kordas

Su suerte expiró en el siglo XIV. Las ruinas de Cástulo, entre ellas unas imponentes murallas, sirvieron de cantera para las florecientes ciudades de Baeza y Linares. Una de las ciudades iberorromanas de mayor trascendencia para el devenir del territorio de la península agonizó de una forma lamentable. Menos mal que la historia todavía la recuerda.

El viajero interesado en visitar los restos de la urbe deben dirigirse al centro de recepción de visitantes los martes por la tarde, de miércoles a sábado de 9 a 14 horas y de 15.30 a 18.30 horas (en invierno; hasta las 20 horas en verano), y los domingos y festivos solo por la mañana. Un teléfono al que puede llamar es el 953609389.

Ruinas y restos de Cástulo

Un centro de recepción acoge a los viajeros que visitan el yacimiento.

Mosaicos de una gran belleza y en un estado casi perfecto de conservación hallados en Cástulo dan pie para que la imaginación del viajero, al ver este vídeo, se retrotraiga a la época de esplendor y auge que alcanzó esta zona de Andalucía en tiempos de la dominación romana de la península. Tan solo tiene que dejarse llevar:

Dónde dormir: Hotel RL Aníbal; Calle del Cid Campeador, 11; Linares (Jaén); teléfono: 953650400.

Dónde comer: Restauante La Casona; Calle Santiago, 7; Linares (Jaén); teléfono: 953601157.

Llíria (Valencia)

El viajero que escoja emprender ruta hacia Llíria (24.000 vecinos), debe saber que puede llegar en cuestión de minutos desde Valencia por la autovía de Ademuz. Llegará así a la antigua Edeta, capital de la Edetania ibérica, donde sus habitantes fundaron la urbe sobre el cerro San Miguel, que perduró hasta la llegada romana. El yacimiento arqueológico del Tossal de Sant Miquel se mantiene como fiel testigo de aquel pasado.

Destruida por los ejércitos de Sertorio, sus lugareños se vieron obligados a bajar al llano y edificar una ciudad donde hoy está Lliria. Restos de su brillante pasado son las cerámicas pintadas más interesantes del mundo ibérico, que se exhiben en el Museo Prehistórico de Valencia, y el mosaico conocido como Los doce trabajos de Hércules que ocupa un lugar de honor en el Museo Arqueológico Nacional.

Panorámica de la ciudad de Llíria./Pelayo2

Durante el dominio musulmán fue la sede del cadí (juez designado por el califa) Jaume I le otorgó su carta puebla y Felipe V creó el ducado de Llíria, unido a la casa de Alba por el enlace del tercer duque con Teresa de Silva, duquesa de Alba, cuyos restos aquí descansan.

Un paseo relajado por esta localidad valenciana permitirá descubrir al viajero su rico patrimonio, legado de un pasado de lustre. En la plaza Mayor, el palacio municipal, bello edificio renacentista, así como la iglesia arciprestal de la Asunción.

Restos de las Termas de Mura./Qoan

También es visitable la iglesia de la Sangre, románico de transición y declarado Monumento Nacional, y las de San Francisco, de la Asunción y del Remedio. Lliría ha adquirido prestigio internacional gracias a la música y a sus dos bandas, la Primitiva y la Unión Musical, por lo que sus sedes son una visita obligada.

Junto al de Edeta-Lauro, otro no menos importante yacimiento de obligada visita es el de Pla de l’Arc, integrado en el casco urbano. En él sobresalen los mausoleos romanos (siglo I) y el santuario y las termas de Mura, uno de los complejos religiosos más monumentales de Hispania.

Iglesia de la Asunción./Enrique Íñiguez Rodríguez (Qoan)

De entre el patrimonio civil, algunos inmuebles que merecen una parada y detenimiento contemplativo pueden ser el Palacio de los duques de Liria o Ca la Vila, de finales del siglo XVI y estilo renacentista, Ca la Vila Vella (siglo XIV), los baños árabes del siglo XII o el Horno de la Villa, medieval construido en estilo gótico.

Antes de abandonar el municipio valenciano, el visitante debe acercarse hasta el monasterio de San Miguel, donde cuenta la tradición que se guarda una pluma del ala del arcángel, y a la ermita y fuente de San Vicente, los dos parajes más visitados por las gentes de toda la comarca.

Ca la Vila o Palacio de los Duques de Llíria./Pelayo2

De nuevo os dejo un pequeño anticipo preparativo de vuestro próximo viaje a Llíria. Este vídeo se convierte en una interesante guía audiovisual que muestra los encantos del municipio edetano. ¿A qué esperas para preparar la maleta y emprender la escapada?

fuente: AytoLliria

Dónde dormir: Hotel Puerta de la Serranía; Carretera de Ademuz, km. 32; 46160, Llíria (Valencia); teléfono: 962790217

Dónde comer: Més que Arròs; C/ Trulla de Cortina, 6; 46160, Llíria (Valencia); teléfono: 961105618

Itálica (Sevilla)

Itálica, la ciudad natal de los emperadores romanos Trajano y Adriano, se encuentra a las afueras de Santiponce, a nueve kilómetros de Sevilla. Escipión el Africano fundó la urbe en el año 206 antes de Cristo para retiro de sus veteranos. Se convirtió en la primera ciudad romana fundada en Hispania y también fuera de territorio italiano.

Itálica sigue excavándose. Ya han salido a la luz el anfiteatro, con sus evocadores pasadizos y sótanos, el foro y la calle principal, pavimentada con losas, dotada de anchas aceras y de una capaz cloaca central.

También permanecen ruinas de las casas patricias, con sus patios porticados dotados de fuente central y sus estancias decoradas con bellos mosaicos, entre los que sobresalen los denominados “El Laberinto”, el de “Los Pájaros” y el de “Los días de la semana”.

El anfiteatro es uno de los más grandes del mundo romano, ya que era capaz de albergar a más de 25.000 personas, aunque la ciudad nunca pasó de los 8.000 habitantes. En la arena (su óvalo mide 71 por y 48 metros) se celebraban luchas de gladiadores, simulacros de caza y peleas de animales.

El Teatro, comenzado en tiempos del emperador Augusto, tenía un aforo para 3.000 espectadores. Su cavea es casi semicircular de 77,70 metros de diámetro y delimita la orchestra de 26 metros de diámetro.

Otras grandes contrucciones de la ciudad romana de Itálica son las Domus de la Casa de los Pájaros, la Casa de Hilas, la Casa de la Exedra, la Casa de Neptuno, la Casa del Patio Rodio o la Casa del Planetario.

El Templo de Trajano estaba consagrado al hijo más ilustre de la ciudad, el primer emperador de origen hispano que tuvo el Imperio Romano, cuya máxima extensión fue alcanzada bajo su mandato, en el siglo II de nuestra era. Se encuentra en una plaza de la nova urbs, rodeada por una plaza porticada.

Itálica también contaba con dos complejos termales de carácter público, uno en la ciudad vieja y otro en la ciudad nueva, ambos con piscinas de agua caliente (caldarium), templada (tepidarium) y fría (frigidarium), sudatorio (laconicum) y palaestrae de ejercicio.

Aquí os dejo un pequeño reportaje sobre esta cuna de emperadores y que recomiendo visitar: