Ochate (Burgos)

Ocupa uno de los primeros puestos en los anales de la historia del misterio en nuestro país. Hoy abandonada y en ruinas, Ochate sobresale como una pequeña aldea deshabitada desde hace décadas en el condado burgalés de Treviño, sobre todo porque se le tilda al lugar de maldito desde que graves enfermedades diezmaran al populacho y también se convirtiera en lugar de peregrinación para los aficionados a los fenómenos paranormales en los años ochenta del pasado siglo. Se ha convertido, de esta forma, en uno de los lugares turísticos de Burgos y toda Castilla y León.

No obstante, la memoria y el pasado de Ochate es mucho más antiguo, con más de mil años de historia. Su primera referencia escrita aparece en la Nómina de San Millán, del año 1025. Ya en el siglo XIII aparece bajo el topónimo de Chochat y, después de un abandono de más de 200 años, se repobló en el siglo XVI como Ochate. Aunque mucho antes, en tiempos prehistóricos, ya dio que algo de qué hablar. Restos de útiles de sílex y cuarcita utilizadas por el hombre prehistórico se han hallado en sus inmediaciones.

torre_ochate

La Torre de San Miguel de Ochate.

Ochate ha resultado despoblado en varias ocasiones a lo largo de su existencia como pueblo porque sus tierras de cultivo han sido escasas desde tiempos pretéritos. También han influido en su deterioro las diversas epidemias que mermaron la población de manera significativa, así como sequías y granizadas varias. Su tope de habitantes se situó alrededor de 1830, cuando apenas sobrepasaba el medio centenar de vecinos. Al ser lugar de paso, los bandoleros se apostaron sobre sus alrededores para sobrevivir del pillaje como buenamente podían. El declive de Ochate llegó con el siglo XX y dio lugar a su abandono definitivo.

Su ligazón con los fenómenos paranormales nació en 1982, cuando una revista de divulgación dedicada a estos temas publicó un reportaje que asociaba el trágico pasado de Ochate (epidemias de tifus, viruela y cólera) con la aparición de varios sucesos inexplicables, como desapariciones, psicofonías o combustiones espontáneas. Ello, unido al supuesto avistamiento de un ovni que un vecino de Vitoria (Ochate se enclava geográficamente en Álava pero pertenece al condado burgalés de Treviño) aseguraba que había presenciado y fotografiado, propiciaron que el lugar comenzara a ser conocido allende el condado.

ochate_ruinas

Ruinas de Ochate.

No obstante, llama la atención que ninguna de las poblaciones colindantes padecieran ninguna de estas terribles enfermedades. A día de hoy nada de todo lo paranormal y ufológico relacionado con Ochate se ha podido comprobar y quizás se trata más bien de una leyenda que permanece en el imaginario colectivo de muchos entusiastas a lo ‘desconocido’. Eso no quita que en la actualidad se siga relacionando al pueblo con el misterio, como también ocurre, por ejemplo, con Belchite.

La imagen de Ochate es su blanca torre de San Miguel que desafía el paso del tiempo. Este viejo campanario (quizás originario del siglo XII) es el único vestigio que permanece del pueblo maldito. Testigo mudo y solitario durante cinco siglos como faro que otea los alrededores, ha vivido el alumbramiento, desarrollo más bien pobre y decadencia de la localidad burgalesa. Pero ahí sigue, incólume, esperando que alguien le rescate de la ‘maldición’ que padece el lugar.

ruinas_torre_ochate_lugares_historia

En Ochate tan solo queda pie esta antigua torre.

Pero el condado de Treviño en el que se encuadra Ochate es mucho más. Si hablamos de historia, veamos. En la pedanía de Laño, el viajero todavía puede disfrutar de las cuevas artificiales que fueron habitadas por ermitaños hace más de 1.500 años. Pasó de ser zona de realengo a zona de señorío bajo dinastía de los Trastámara en el siglo XIV. La ermita de Burgondo (hoy en ruinas) o la de La Concepción en San Vicentejo son dos bellas muestras de lo que la memoria logra deparar a todo quien visita la zona.

En esta última se ha descubierto una cruz de Malta en la antigua portada románica, el símbolo por antonomasia de los Caballeros de San Juan de Jerusalén u Hospitalarios. Toca descansar después de tanta visita. Nada mejor que pernoctar en la capital de la provincia, ciudad monumental. Algunos de los hoteles de Burgos de mejor relación calidad-precio se ubican en el centro y otros barrios de alrededor.

El misterio, lo oculto o la leyenda también forman parte del tíquet de viaje que proporciona acercarse a estos lugares con historia que pueblan la península ibérica. El viajero ya descubrió brujas y aquelarres en su excursión por la Zugarramurdi navarra, las caras de Bélmez o las peripecias en la gallega localidad de Allariz del único hombre lobo que ha proporcionado la memoria de España.

También es posible que el verdadero Grial permanezca en O Cebreiro o que los pobres caballeros de Cristo llegaran a América dos siglos antes que Colón partiendo de Huelva, uno de los puertos templarios que tuvo nuestro territorio en la Edad Media.

Dónde dormir: Casa rural Aldeas de Treviño; Calle Mayor, 4; 09217 Argote (Burgos); teléfono: 653741255.

Dónde comer: Restaurante Urgora; Calle Real 20; 09217 Torre (Burgos); teléfono: 945 403160.

Mapa Ochate

Anuncios

2 pensamientos en “Ochate (Burgos)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s