Fuerte de San Francisco (Guadalajara)

Fue a la vez bastión defensivo en tiempos de la Guerra de la Independencia contra los franceses, monasterio y convento. El Fuerte de San Francisco es un complejo arquitectónico de recia fisonomía que bastante tiempo atrás estuvo en manos de los caballeros templarios; sí, aquellos a los que se les atribuye la custodia del Grial o de la Sábana Santa en plena Edad Media o ser conocidos como los primeros banqueros de la historia porque llegaron a manejar ingentes cantidades de dinero en aquella época. Una gran erudita sobre esta apasionante orden religiosa militar nos invita a viajar hasta la capital de la Alcarria para descubrir uno de los lugares con más historia de toda España.

María Lara Martínez es historiadora y escritora. Su currículum académico y profesional produce vértigo. Doctora Europea en Filosofía por la Universidad de Castilla-La Mancha y licenciada en Historia, ejerce de profesora de Historia y Antropología de la Universidad a Distancia de Madrid. Colabora en diferentes medios de comunicación como la revista Historia National Geographic y ha escrito diversos libros, como Brujas, magos e incrédulos en la España del Siglo de Oro, El velo de la promesa, que obtuvo el premio de novela histórica Ciudad de Valeria y su más reciente trabajo, Enclaves templarios, una estupenda guía con más de 700 fotografías, de la editoral Edaf.

panteon_fuerte_san_francisco_lugares_historia

Panteón Real del Fuerte de San Francisco.

Entre los cursos del Alto Tajo y la frontera con la comunidad de Aragón, los caballeros templarios hallaron en Guadalajara tierras feraces donde instalarse. A las huellas que pudieron dejar por Peñalver y Torija, se suman en la región atencina la ermita de Santa Coloma, de Albendiego, con la cruz octopuntada en las tracerías del ábside, y la iglesia de San Bartolomé, en Campisábalos, adornada por un friso agrícola en el que los neumas del románico rural esparcen salmodias por la arquitectura negra. En Albalate de Zorita se incluye en el catálogo del Temple la ermita de Cubillas.

En la capital arriacense, las Relaciones Topográficas de Felipe II y los cronistas del siglo XVII datan los orígenes del Convento de San Francisco a comienzos del siglo XIII, cuando por empeño de la reina doña Berenguela, que era señora de Guadalajara y también madre de Fernando III el Santo, se construyó un monasterio para el Temple. Al disolverse la Orden, las que eran infantas Isabel y Beatriz, hijas de Sancho IV y asimismo señoras de Guadalajara, donaron el lugar a los frailes.

En la Edad Moderna, el recinto albergó el Panteón de los duques del Infantado, construido a semejanza del Panteón Real de El Escorial. Los mármoles negros y rosas que revisten la cripta elíptica de los Mendoza destilan belleza barroca. En el XIX, tras sufrir el saqueo de los franceses, con las desamortizaciones el complejo fue entregado al Ministerio de la Guerra y desempeñó funciones militares, por lo que se conoce con el nombre de Fuerte de San Francisco. Aunque la permanencia de los pobres soldados de Cristo fue efímera en el otero alcarreño, aún entre la arboleda se intuye su lema: la cruz y la espada.

cripta_iglesia_san_francisco_lugares_historia

Cripta de la iglesia del fuerte de San Francisco restaurada./Jesús Ropero

De su pasado militar ya apenas queda nada, solo recuerdos. Del antiguo monasterio franciscano permanece una portada neoclásica, que da acceso a un edificio del que se conserva parte del claustro renacentista. Y la iglesia gótica, cuyo exterior presenta una fachada y torre modernas. Aunque lo que llama la atención del viajero apasionado por la historia es el ostentoso y preciosista Panteón Ducal, que se encuentra bajo el ábside.

Sobre sus paredes tapizadas de bellos colores están colocadas, unas sobre otras, las urnas sepulcrales de los Mendoza. Se cree que los restos del primer Marqués de Santillana reposan en la Colegiata de Pastrana, aquella localidad por donde anduvo la enigmática Princesa de Éboli.

Guadalajara, aparte de este excepcional sitio, es una provincia rica en lugares turísticos con historia de enorme interés para visitar. Aparte de la ya más que recomendada Pastrana, el viajero puede escaparse hasta Sigüenza con el fin de disfrutar de la contemplación de su maravilloso Doncel, o bien desplazarse hasta Zorita de los Canes para ver in situ los restos de la única ciudad visigoda conocida en Europa: Recópolis. ¿Verdad que promete el viaje a la Alcarria si tomamos como argumento de peso la obra de Camilo José Cela?

Dónde dormir: Hotel San Marco II; Laguna la Colmada, 8; 19005 Guadalajara (Castilla-La Mancha); teléfonos: 679144099 y 949270815.

Dónde comer: Restaurante Casa Mariano; Calle de la Isabela, 12 (Guadalajara); teléfono: 949201869.

Mapa Guadalajara

Anuncios

Un pensamiento en “Fuerte de San Francisco (Guadalajara)

  1. Pingback: Montesa (Valencia) | Lugares con historia

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s