Villalar de los Comuneros (Valladolid)

“Castilla y España entera se siente comunera”. El viajero, en su ruta por la España con historia, hace parada en la que está considerada como cuna del nacionalismo castellano y símbolo de la lucha de los pueblos por la libertad. Se trata de Villalar de los Comuneros, un pequeño pueblo declarado Bien de Interés Cultural con categoría de sitio histórico porque pasado tiene mucho, demasiado. De hecho, la mayor fiesta del pueblo es la celebración del Día Nacional de Castilla, que conmemora la derrota de los comuneros el 23 de abril de 1521. Uno de los lugares con más historia de Castilla y, por extensión de España.

No resultó ser una contienda de épicas proporciones, pero sin duda marcó el devenir de la historia de España. Hace casi medio milenio, la localidad vallisoletana de Villalar de los Comuneros fue escenario de una sangrienta batalla que enfrentó al ejército del entonces rey de España, Carlos I, contra su homólogo comunero, que se mostraba contrario a un monarca al que consideraban que priorizaba las necesidades alemanas a las españolas. Los comuneros fueron campesinos sublevados por la excesiva presión fiscal que llevó a cabo el nieto de los Reyes Católicos.

iglesia_villalar_comuneros

Iglesia de San Juan Bautista de Villalar de los Comuneros./M.Peinado

Este confrontamiento bélico puso fin a la Guerra de las Comunidades de Castilla, un conflicto que mantuvo en jaque al ejército de Carlos I durante más de un año. No hubo piedad con los rebeldes y se acabó con la vida de un millar de soldados revolucionarios, considerados como traidores. Estos habían constituido una ‘Junta Comunera’ que decían contar con el beneplácito de la madre de Carlos I, Juana la Loca, inhabilitada para el trono por su supuesta locura y confinada en el castillo de Tordesillas.

La historia comienza en 1516 cuando Carlos I anunció su intención de coronarse rey cuando apenas tenía 16 años de edad. Cuatro años después, centenares de ciudadanos se amotinaron en Toledo contra las decisiones de un monarca imberbe criado en Flandes y que apenas sabía hablar español. La revolución se fue extendiendo a otras ciudades como Burgos, Segovia, León o Ávila. La guerra había comenzado.

La conquista del castillo de Torrelobatón por parte de los comuneros supuso, no obstante, el inicio del declive de las tropas comandadas por Juan de Padilla. Con más de 6.000 infantes y 2.400 jinetes, el ejército real las acorraló primero en Toro y dieron alcance en Villalar de los Comuneros, en concreto sobre el paraje de Puente de Fierro, una zona pantanosa. Los jinetes del rey no tuvieron piedad y cargaron contra los comuneros, que cayeron como moscas. Los prisioneros fueron traslados a Villalar para ser juzgados y sentenciados a decapitación.

villalar-comuneros-monumento-monolito

Monolito que rinde tributo a los rebeldes comuneros sublevados contra Carlos I./M.Peinado

Este memorable capítulo histórico no desdeña un pasado más antiguo y añejo de Villalar, que fue conocida como Villalakt durante la repoblación árabe y Villa Lalle durante la Edad Media, zona fronteriza y estratégica de Castilla y León. La localidad castellano leonesa perteneció a la Orden de Santiago y al Infantazgo de Valladolid.

La memoria de la Guerra de las Comunidades acaecida en Castilla perdura en el tiempo gracias a dos monolitos que pueden ser visitados por el viajero. Uno se ubica en la plaza del pueblo (plaza Mayor) y el otro en el sitio donde tuvo lugar la batalla, en Puente del Fierro, a las afueras de la localidad. En el primero se recuerda el lugar de ajusticiamiento de los tres capitanes que lideraron la sublevación comunera (Padilla, Bravo y Maldonado)

villalar_comuneros_iglesia

Iglesia de Santa María./Rastrojo

El patrimonio histórico recomendado es destacado en Villalar. Sobresalen, además de los monolitos, las dos iglesias de la villa, la de San Juan Bautista y la de Santa María. La primera, del siglo XVI, es de estilo neoclásico y portada plateresca. La de Santa María, por su parte, es de la misma época y de estilo renacentista. Ahora alberga la Casa de Cultura. Son lugares no turísticos que tampoco aparecen en las guías, pero que sin duda suscita el interés del apasionado por la historia.

También de interés merece la pena que el viajero se dé un recorrido por el casco antiguo de Villalar. Palomares de barro, chozas de pastor o clasas blasonadas de los siglos XVI y XVII configuran un entramado arquitectónico popular de esta zona castellano leonesa, cuyo itinerario puede finalizar con la visita de la Torre del Reloj, de origen medieval y 11 metros de altura. Su altitud permite disfrutar de una bellas vistas de la zona.

Dónde dormir: La Casona de los Comuneros; C/ Costanilla, 4; 47111 Villalar de los Comuneros (Valladolid); teléfonos: 607896911 y 639846563; navivasan@gmail.com.

Dónde comer: Restaurante La Toja; Avenida de Valladolid, 36; Tordesillas (Valladolid); teléfono: 983771111.

Plano de Villlar de los Comuneros

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s