Gran Vía (Madrid)

La Gran Vía, la principal arteria de Madrid durante los comienzos del siglo XX, cantada en sainetes y zarzuelas, punto de reunión, lugar de paseo, centro comercial, escaparate de las clases pudientes y símbolo de la renovación arquitectónica del Madrid decimonónico, se ha convertido en una calle constantemente congestionada tanto por los automóviles como por los ríos de personas que a ciertas horas del día recorren sus aceras repletas de tiendas, cines, discotecas, bares, restaurantes, quioscos o librerías.

La historia de la Gran Vía comienza en abril de 1910, cuando Alfonso XIII, empuñando una piqueta de oro, dio comienzo a las obras de demolición de un buen número de casas y calles para abrir esta moderna arteria proyectada al estilo de París, ciudad que a principios del siglo XX marcaba la dinámica urbanística del resto de capitales europeas. Un siglo después, el vial conserva todo su esplendor e historia.

la principal calle y avenida de la capital de España.

La Gran Vía madrileña vista desde la plaza de Callao./Felipe Gabaldón

La Gran Vía nace en la calle de Alcalá y muere en la Plaza de España. Muestra tres secciones bien diferenciadas. La primera, de Alcalá a la Red de San Luis, presenta los edificios más antiguos con recuerdos de los aires parisinos que impregnaron la capital de España. Un bello ejemplo es el edificio Metrópolis, diseñado en 1905 por arquitectos franceses, decoración decimonónica y coronado por la escultura en bronce de una Victoria alada, de cuatro metros de altura y suspendida a 44 metros del suelo.

En el segundo tramo, de influencia neoyorquina, destaca el edificio de la Telefónica, el primero con voluntad de rascacielos construido en Madrid (1920) gracias al proyecto de Ignacio de Cárdenas y al arquitecto de la International Telephon Telegraph, Lewis S. Weelk. La decoración pseudobarroca de la fachada resultó anacrónica, incluso en su época, en comparación con el resto de edificios circundantes. Tiene 90 metros de altura.

Gran Vía de Madrid con la plaza de españa al fondo.

La arteria madrileña a su llegada a la Plaza de España./Manuel M. Vicente

Aunque con la Gran Vía desaparecieron cuatro calles, dos conventos y un mercado, su trazado respetó el Oratorio del Caballero de Gracia (1916), uno de los edificios más emblemáticos de Juan de Villanueva, el artífice del Museo del Prado. Le suceden el centro comercial Sepu, en su día uno de los mejores pero hoy anticuado, el palacio de la Música, antiguo auditorio convertido en cine, el cine Avenida y el edificio del palacio de la Prensa.

El tercer y último tramo discurre de la plaza de España a la plaza de Callao donde se alza el edificio Carrión llamado popularmente Capitol, construido en 1931 según planos de Luis Martínez Feduchi y Vicente Eced. El cine Capitol, en la planta baja del edificio, conserva la esencia del modernismo. Junto a otros inmuebles de la Gran Vía recuerda al Broadway neoyorquino, función que tuvo esta avenida en los años cincuenta aunque con menos candilejas. El cine Rialto se inspiró en el Roxy; el edificio Hispano Americano luce una gran escultura de Vitorio Macho.

edificio de telefonica de la gran via de madrid

El edificio de Telefónica situado en la Gran Vía./Manuel M. Vicente

Durante el trayecto surgen dos construcciones finalizadas en 1933. La primera, el edificio Carrión, que estaba emparentado con el expresionismo alemán y con los rascacielos de la Gran Manzana, y sus rasgos modernos fueron la torre y el sistema de aire acondicionado, pionero en Madrid. El segundo es el Cine Coliseum, cuya fachada a modo de cascada salvaguardaba el bloque de casas de lujo donde vivió la cupletista Concha Piquer.

Además de muestrario arquitectónico de primer orden, la Gran Vía refleja la incipiente sociedad de consumo madrileña, ya que en ella se instalaron los suntuosos escaparates de las tiendas de lujo y las primera galerías comerciales. Buena prueba de ello es el Edificio Madrid París (1924)

También tiendas acogía y acoge el Edificio Casa Matesanz (1923), que por entonces recordaba a aquellos que se estaban levantando en la ciudad de Chicago. Fue construido por Antonio Palacios, encargado a su vez de diseñar el Círculo de Bellas Artes, el Palacio de Telecomunicaciones y las primeras estaciones del metro de la capital.

inmueble metropolis de la gran via de madrid

Edificio Metrópolis de la Gran Vía./Lev

El vistoso paseo arquitectónico que se ha organizado el viajero lo puede culminar en el inmueble más moderno de los diez: la Torre de Madrid, inaugurada en 1960. Con 142 metros de altura, fue durante siete años el edificio de hormigón más alto de Europa e icono de la nueva España franquista por aquel entonces.

Después de este largo recorrido por la avenida madrileña más conocida y concurrida, el viajero merece un buen descanso. La oferta de alojamientos por aquí y los alrededores es muy amplia y diversa. Existen apartamentos en Madrid por Sol-Gran Vía adaptados a precios muy interesantes para el bolsillo de todo tipo de viajeros.

La nostalgia en blanco y negro se apodera del viajero al rememorar los orígenes de la Gran Vía. Los orígenes y la evolución del conocido como Broadway madrileño se suceden a modo de rápidos fotogramas en este interesante vídeo exhibido por TVE que os muestro a continuación. Para vuestro deleite:

Dónde dormir: Hotel Tryp Gran Vía; C/ Gran Vía, 25; 28013 Madrid; teléfono: 915221121.

Dónde comer: Restaurante Mercado de la Reina; C/ Gran Vía, 12 (Madrid); teléfono: 915213198.

Anuncios

Un pensamiento en “Gran Vía (Madrid)

  1. Pingback: Cuartel del Conde Duque (Madrid) | Lugares con historia

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s