Llíria (Valencia)

El viajero que escoja emprender ruta hacia Llíria (24.000 vecinos), debe saber que puede llegar en cuestión de minutos desde Valencia por la autovía de Ademuz. Llegará así a la antigua Edeta, capital de la Edetania ibérica, donde sus habitantes fundaron la urbe sobre el cerro San Miguel, que perduró hasta la llegada romana. El yacimiento arqueológico del Tossal de Sant Miquel se mantiene como fiel testigo de aquel pasado.

Destruida por los ejércitos de Sertorio, sus lugareños se vieron obligados a bajar al llano y edificar una ciudad donde hoy está Lliria. Restos de su brillante pasado son las cerámicas pintadas más interesantes del mundo ibérico, que se exhiben en el Museo Prehistórico de Valencia, y el mosaico conocido como Los doce trabajos de Hércules que ocupa un lugar de honor en el Museo Arqueológico Nacional.

Panorámica de la ciudad de Llíria./Pelayo2

Durante el dominio musulmán fue la sede del cadí (juez designado por el califa) Jaume I le otorgó su carta puebla y Felipe V creó el ducado de Llíria, unido a la casa de Alba por el enlace del tercer duque con Teresa de Silva, duquesa de Alba, cuyos restos aquí descansan.

Un paseo relajado por esta localidad valenciana permitirá descubrir al viajero su rico patrimonio, legado de un pasado de lustre. En la plaza Mayor, el palacio municipal, bello edificio renacentista, así como la iglesia arciprestal de la Asunción.

Restos de las Termas de Mura./Qoan

También es visitable la iglesia de la Sangre, románico de transición y declarado Monumento Nacional, y las de San Francisco, de la Asunción y del Remedio. Lliría ha adquirido prestigio internacional gracias a la música y a sus dos bandas, la Primitiva y la Unión Musical, por lo que sus sedes son una visita obligada.

Junto al de Edeta-Lauro, otro no menos importante yacimiento de obligada visita es el de Pla de l’Arc, integrado en el casco urbano. En él sobresalen los mausoleos romanos (siglo I) y el santuario y las termas de Mura, uno de los complejos religiosos más monumentales de Hispania.

Iglesia de la Asunción./Enrique Íñiguez Rodríguez (Qoan)

De entre el patrimonio civil, algunos inmuebles que merecen una parada y detenimiento contemplativo pueden ser el Palacio de los duques de Liria o Ca la Vila, de finales del siglo XVI y estilo renacentista, Ca la Vila Vella (siglo XIV), los baños árabes del siglo XII o el Horno de la Villa, medieval construido en estilo gótico.

Antes de abandonar el municipio valenciano, el visitante debe acercarse hasta el monasterio de San Miguel, donde cuenta la tradición que se guarda una pluma del ala del arcángel, y a la ermita y fuente de San Vicente, los dos parajes más visitados por las gentes de toda la comarca.

Ca la Vila o Palacio de los Duques de Llíria./Pelayo2

De nuevo os dejo un pequeño anticipo preparativo de vuestro próximo viaje a Llíria. Este vídeo se convierte en una interesante guía audiovisual que muestra los encantos del municipio edetano. ¿A qué esperas para preparar la maleta y emprender la escapada?

fuente: AytoLliria

Dónde dormir: Hotel Puerta de la Serranía; Carretera de Ademuz, km. 32; 46160, Llíria (Valencia); teléfono: 962790217

Dónde comer: Més que Arròs; C/ Trulla de Cortina, 6; 46160, Llíria (Valencia); teléfono: 961105618

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s